Mariano Rajoy, en su escaño
Mariano Rajoy, en su escaño del Congreso. EUROPA PRESS

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, comparecerá la próxima semana en un pleno extraordinario del Congreso por el caso Gürtel y por la presunta financiación ilegal del PP, tras el apoyo de toda la oposición y la abstención de Ciudadanos a una solicitud de comparecencia en la Diputación Permanente.

La petición de comparecencia, de carácter urgente, fue solicitada por el Grupo socialista y Unidos Podemos, por un lado, y PDeCAT y ERC por otro, y ha contado con 32 votos a favor del PSOE, Unidos Podemos, ERC, PDeCAT, PNV, Compromís y EH Bildu. La iniciativa ha contabilizado siete abstenciones (seis de Ciudadanos y una de UPN) y los 25 votos en contra del PP.

Así, la comparecencia del presidente del Gobierno en el Pleno del Congreso en sesión extraordinaria será antes del 31 de agosto, según comentó en un corrillo con periodistas el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, quien añadió que el Gobierno también ve "razonable" que den explicaciones ante la Cámara Baja el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la de Empleo, Fátima Báñez.

Sobre el primero, Ayllón estimó conveniente que Montoro explique en la comisión correspondiente la medida anunciada por el Gobierno de suspender el pago del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) a Cataluña si destina fondos al referéndum. Respecto a Báñez y según Ayllón, el Ejecutivo entiende que la ministra debe dar cuenta en comisión extraordinaria de la prórroga del Plan Prepara.

Además recordó que el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, comparecerá voluntariamente para informar sobre las medidas adoptadas en El Prat tras los paros de los trabajadores de Eulen, a cargo de la seguridad de los pasajeros. También comparecerá a petición propia el ministro de Justicia, Rafael Catalá por los fallos detectados en el sistema de comunicación LexNet. Según Ayllón, todos ellos deberán comparecer la próxima semana.