La actuación policial comenzó cuando la víctima se personó en la Comisaría de la ciudad y denunció que su esposo la había golpeado con una botella en el pie, así como que sufría de forma habitual agresiones y amenazas por parte del mismo.

Los funcionarios policiales acompañaron a la denunciante a un centro médico, donde fue asistida.

Consulta aquí más noticias de Soria.