Hot water challenge
Jamoneisha Merritt, de 11 años, con heridas en el rostro por el 'hot water challenge'. CBS

Una nueva moda entre los jóvenes estadounidenses está causando accidentes graves e incluso la muerte. El hot water challenge es, como su nombre indica, un juego en el que niños se tiran agua hirviendo en el rostro.

La última víctima ha sido Jamoneisha Merritt, una niña de 11 años de Nueva York que fue atacada con agua hirviendo por unas chicas cuando se quedó dormida, provocándole heridas graves en el rostro, según informa la cadena CBS.

La madre de la pequeña ha advertido en una publicación de Facebook sobre el peligro de este reto y aconseja a los padres hablar con los niños sobre este tipo de juegos.

El hot water challenge se cobró su primera víctima hace solo unas semanas. Ki'ari Pope, una niña de 8 años, murió en Florida después de que su primo le diera un vaso con agua hirviendo que la pequeña bebió causándole quemaduras mortales.