El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este viernes la interposición de un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la reforma del reglamento del Parlamento catalán que permitiría aprobar por la vía urgente y sin debate las leyes de ruptura con España. Además, ha advertido de que "no habrá ningún referéndum el 1 de octubre" porque el alto tribunal ha dejado claro que es ilegal.

Rajoy ha hecho este anuncio en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el último antes de las vacaciones de verano y ha dejado claro que "la única intención de esa reforma del reglamento del Parlament "es aprobar por trámite de urgencia y sin las más elementales garantías democráticas las leyes con las que pretenden liquidar la soberanía nacional, la Constitución y el Estatuto de Autonomía".

Así, ha recalcado que, tal como ha dicho el Consejo de Estado, con esa reforma "se puede estar vulnerando el derecho de participación política de la minoría parlamentaria" en las condiciones de igualdad que recoge la Constitución. Presentando el recurso, ha dicho, el Gobierno "cumple con su obligación de velar por la legalidad" pero también está "defendiendo a las instituciones autonómicas catalanas y a sus funcionarios, que no pueden ser utilizadas al servicio de una actuación abiertamente contraria a Derecho".

Rajoy ha remarcado que la sociedad catalana es "muy plural y de carácter muy moderado" y "necesita que se les proteja del proceso radical y divisivo que se intenta imponer a las bravas".

Dicho esto, ha subrayado que el 1 de octubre "no habrá ningún referéndum" porque el Tribunal Constitucional "ha dicho claramente que es inconstitucional y por tanto ilegal" y porque va "directamente en contra de la arquitectura institucional" que ha dado a Cataluña el mayor autogobierno de su historia. "El Gobierno de España mantiene la determinación de defender la ley, con la serenidad y la mesura que brindan los elementos del Estado de Derecho", ha apostillado.

El TC se reunirá de inmediato

El pleno del Tribunal Constitucional (TC) se reunirá previsiblemente a principios de la semana próxima para estudiar el recurso al que este viernes el Gobierno ha dado luz verde contra la reforma del Reglamento del Parlamento de Cataluña con el que pretende allanar la vía hacia el referéndum del 1 de octubre.

Fuentes del tribunal han indicado que la reunión no se convocará hasta que el Ejecutivo no presente el recurso, aunque todo indica que lo hará en las próximas horas. Los magistrados del TC ya fueron advertidos hace semanas de que debían estar disponibles durante el mes de agosto ante la posibilidad de que el Ejecutivo impugnase eventuales acuerdos del Parlament o del Govern de la Generalitat.

Así, el presidente del tribunal, Juan José González Rivas, convocará para la semana próxima un pleno para estudiar la impugnación del Ejecutivo de la reforma del Reglamento del Parlament aprobada el miércoles y que permitiría la aprobación por el procedimiento de lectura única de la ley que prevé amparar el referéndum del 1 de octubre y la ley de transitoriedad jurídica.

Ese recurso recibió el jueves el aval del Consejo de Estado, que en un dictamen urgente consideró ayer que hay fundamentos jurídicos suficientes para recurrir ante el TC, pues esa modificación vulnera el derecho de participación política en condiciones de igualdad reconocido en el artículo 23.2 de la Constitución.