El fracaso escolar de Catalunya es el segundo más alto de España, sólo superado por Canarias.

La tasa de graduación en ESO se quedó en el 69,6%, según datos de la Fundació Jaume Bofill del curso 2003-2004. Eso significa que tres de cada cuatro jóvenes no terminan el período de educación obligatoria.

Catalunya tiene además la peor tasa de repetición en cuarto de ESO (13,7%), aunque la mejor en 6º de Primaria (1,5%).

El problema se da más en la pública (38,9% de fracaso) que en la privada (18,2%). ¿Por qué? Según los coordinadores del estudio, Ferran Ferrer y Bernat Albagés, muchos jóvenes de 16-17 años encuentran en el mercado laboral un aliciente económico y dejan los libros aparte.

Y ello tiene un doble efecto negativo: los jóvenes no se forman y después no pueden prosperar profesionalmente.

Poco empleo de calidad

Hay una relación directa: a mayor abandono, menor proporción de empleo cualificado. El trabajo de calidad no llega ni al 50% en Catalunya.

Los autores culparon por igual a Generalitat, profesores, centros educativos, alumnos y familias. Eso sí, apuntaron que la inversión en Catalunya es la segunda más baja de España, solo detrás de Madrid:un 2,22% (año 2005), frente al 3,01% español o el 4,5% de Extremadura.

España está a la cola de Europa, y Catalunya a la de España, lo que le sirvió al director de la Fundació, Jordi Sánchez, a hacer un símil con Cercanías:«Los socavones del sistema educativo también son el resultado de la falta de inversiones.»

El departament de Educació respondió ayer que el gasto real en la enseñanza no universitaria para 2007 llega al 4% sobre la riqueza de Catalunya. De esta manera, en tres años, se ha duplicado el esfuerzo destinado para esta partida. «Los datos ya los conocíamos y estamos trabajando para invertirlos», explicaron desde la conselleria.

El Govern se reconoce «preocupado» por los datos del informe y espera que la futura ley de Educació ofrezca soluciones a los principales problemas de las aulas.