El Parlamento polaco aprueba su controvertida reforma del Tribunal Supremo

Los diputados polacos, en la aprobación de la reforma del poder judicial.
Los diputados polacos, en la aprobación de la reforma del poder judicial.
EFE

El Parlamento polaco aprobó este jueves la polémica reforma del Tribunal Supremo impulsada por el Gobierno nacionalista de Ley y Justicia, una medida que ha unido a gran parte de la oposición en un bloque contra el Ejecutivo, por considerar que acaba con la división de poderes del país.

La norma, que ha provocado manifestaciones de ciudadanos y fuertes críticas por parte de la Comisión Europea, incluye algunas modificaciones sobre el texto original aunque, según la oposición, facilita el control del Tribunal Supremo por parte del Gobierno y pone fin al mandato de los jueces de esta institución.

A favor votaron 235 diputados del partido gobernante Ley y Justicia, que cuenta con mayoría absoluta en la cámara, frente a 192 en contra y 23 abstenciones.

La Comisión Europea (CE) abrió este miércoles la puerta a la activación del artículo 7 de los tratados europeos, que implicaría la suspensión del derecho a voto de Polonia en las reuniones del Consejo de la Unión Europea (UE), en respuesta a las reformas judiciales.

Reacciones

"Hemos asistido al mayor fraude en la historia del parlamentarismo polaco y, si los cambios entran finalmente en vigor, pronto vamos a estar fuera de la Unión Europea", aseguró Borys Budka, uno de los portavoces de la principal fuerza de la oposición, Plataforma Ciudadana.

"Nadie va a querer mantener contacto con un país en el que los jueces y tribunales están subordinados al partido en el poder", añadió.

La norma tiene aún que pasar por el Senado, donde el partido ultraconservador Ley y Justicia también cuenta con mayoría absoluta, y ser ratificada por el presidente, Andrzej Duda, vinculado a ese grupo, para entrar en vigor.

Protestas ciudadanas

Esta decisión ha provocado la convocatorio de varias protestas frente al palacio presidencial de Varsovia. Tanto los líderes de los principales partidos de la oposición, presentes en la protesta, como los miles de ciudadanos que los acompañaron apelaron al presidente, Andrzej Duda, para que se convierta en garante de la democracia en Polonia y defienda la independencia judicial.

Los manifestantes, que portaban banderas polacas, de la Unión Europea (UE) y con el arco iris, pidieron respeto a la Constitución polaca y aseguraron que Polonia es un país plenamente europeo que quiere permanecer en Europa.

El líder del principal partido de la oposición, Plataforma Ciudadana, Grzegorz Schetyna, alertó de que las políticas del Gobierno ultraconservador de Ley y Justicia buscan imponer un régimen autoritario, "como el comunista", en Polonia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento