Crespín y Pérez Requena en la rueda de prensa
Crespín y Pérez Requena en la rueda de prensa EUROPA PRESS

CÓRDOBA, 20 (EUROPA PRESS)

La delegada del Gobierno andaluz en Córdoba, Rafi Crespín, junto al gerente provincial de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía, IDEA, Manuel Pérez Requena, ha informado este jueves sobre los nuevos incentivos de IDEA y cuyo plazo de presentación de solicitudes arrancó este lunes, señalando que "el objetivo es contribuir a crear en Andalucía y Córdoba más y mejores empresas, un revulsivo para relanzar el sector industrial", promoviendo la creación de "empleo de calidad".

En este sentido y rueda de prensa, Crespín ha explicado que "es necesario sumar todos los esfuerzos posibles, generar nuevas oportunidades para ir hacia un modelo económico más competitivo y sostenible" y, para ello, los incentivos que gestionará la Agencia IDEA "cuentan con una financiación de 229 millones de euros y son una apuesta por incrementar la actividad industrial y la apuesta por el conocimiento y la innovación".

En concreto, según ha detallado, se trata de 'Incentivos para el Desarrollo Industrial, la Mejora de la Competitividad, la Transformación Digital y la Creación de Empleo en Andalucía', dotados con 145 millones y la Orden de Investigación Industrial, el Desarrollo Experimental y la Innovación Empresarial, que cuenta con 84 millones.

Para la delegada del Gobierno andaluz, es necesario "vencer nuestras debilidades y afianzar nuestras fortalezas, para construir la Andalucía de progreso que queremos". Estos incentivos son una de las primeras actuaciones de la Estrategia Industrial de Andalucía 2020 y el Pacto por la Industria, que tiene entre sus objetivos recuperar los niveles de empleo en el sector previos a la crisis, hasta volver a superar los 533.000 ocupados, elevar el peso de esta actividad hasta el 18 por ciento del Valor Añadido Bruto, movilizar una inversión total pública y privada de más de 8.000 millones de euros y aumentar el tamaño de las empresas andaluzas del sector para que ganen en dimensión y competitividad.

Los destinatarios son las pymes y autónomos del sector industrial y servicios a la industria -o para otros sectores siempre y cuando se trate de proyectos altamente generadores de empleo- ubicados en Andalucía o que vayan a desarrollar su proyecto en la comunidad autónoma. El objetivo es incentivar la creación de empresas y el crecimiento y consolidación empresarial

"Se trata de

mejorar la competitividad y el incremento del tejido productivo con la finalidad de impulsar el crecimiento económico así como el empleo estable y de calidad, con una apuesta clara por la innovación en las empresas", según ha precisado Crespín.

Como ha resaltado la delegada del Gobierno andaluz, "necesitamos más industria, pero también sabemos que no podemos aspirar a conseguir mayor protagonismo en la industria mundial de cualquier modo, ni a cualquier precio. El itinerario hacia la competitividad de la economía andaluza debe pasar necesariamente por el fomento la innovación y el impulso de la productividad".

BALANCE INCENTIVOS EN CÓRDOBA

Los expedientes presentados en la última orden de IDEA están prácticamente terminados y cerrados con las comisiones que se han celebrado este año, tanto autonómicas, como provinciales. En lo que va de año se han aprobado 68 proyectos con más de cinco millones de euros que servirán para crear 248 puestos de trabajo y mantener 1.600 empleos.

En cuanto a los incentivos que han llegado a la provincia de Córdoba de la mano de Idea desde 2008 hasta el 2016 suponen más de 107 millones de euros en 1.835 proyectos, con un empleo vinculado de casi 47.000 personas. La inversión inducida que ha conllevado el apoyo a los proyectos de las empresas cordobesas ha sido superior a los 457 millones de euros.

NUEVOS INCENTIVOS

Por su parte el gerente provincial de IDEA, Manuel Pérez Requena, ha explicado las novedades que presenta esta orden de incentivos, como la ampliación de los tipos de beneficiarios, ya que además de pymes y autónomos, también se contempla a asociaciones de empresas y grandes empresas. En concreto, los incentivos a grandes empresas se ofertarán con fondos propios de la Junta de Andalucía en una convocatoria específica.

También se han simplificado los requisitos y la gestión, se ha ampliado la tipología de proyectos y se han primado aspectos como la igualdad de género. En las ayudas dirigidas a promover la I+D+i, como principal novedad destaca la concurrencia competitiva, de tal forma que los incentivos se concederán a los proyectos que mejor se adapten a unos objetivos marcados.

Como ha explicado Pérez Requena, la primera cuenta con una dotación presupuestaria inicial de 145 millones de euros y "tiene el objetivo de favorecer el fortalecimiento de la industria, la creación y el crecimiento de empresas generadoras de empleo y el impulso de la innovación productiva en los ámbitos de la especialización inteligente y la incorporación de servicios avanzados para la gestión empresarial, la dinamización empresarial y la cooperación, que presenta importantes novedades respecto a instrumentos anteriores".

Esta Orden establece cinco líneas de acción: 'Creación de actividad económica', que dará cobertura a los proyectos que supongan una nueva actividad de emprendedores, pequeñas, medianas y grandes empresas; 'Mejora de la competitividad de empresas', que incluye los proyectos de inversión para la mejora de la competitividad en pymes y en grandes empresas industriales, así como otra línea específica para proyectos altamente generadores de empleo, que deberán generar al menos un empleo indefinido por cada 20.000 euros de inversión inicial, con un mínimo de 40.000 euros.

La cuarta línea se refiere al apoyo de proyectos de incorporación de servicios avanzados para la gestión empresarial e iniciativas de dinamización empresarial, y la última está destinada al fomento de la transformación digital de las pymes, con la que se apoyarán los proyectos contratados por las mismas..

En esta Orden, el porcentaje de subvención puede superar el 70 por ciento, dependiendo del tamaño de la empresa y del régimen de ayudas aplicable en cada caso, partiendo de porcentajes mínimos de inversión que van desde el 15 por ciento, para determinados proyectos de las grandes industrias, hasta el 50 por ciento en los proyectos de transformación digital de las pymes.

La segunda Orden destinada a la investigación industrial, el desarrollo experimental y la innovación empresarial, está dotada inicialmente con 84 millones de euros y tiene como objetivo promover la investigación, el desarrollo y la innovación empresarial en Andalucía.

Además de la concurrencia competitiva, las novedades más destacadas de esta nueva orden son la simplificación de los criterios de valoración de los proyectos y de los procesos de justificación de las inversiones, la incorporación de nuevas tipologías de proyectos, el pago de las ayudas por hitos, la optimización de los regímenes de ayudas para poder conceder incentivos de hasta el 75 por ciento de la inversión subvencionable, y el desarrollo de nuevas fórmulas que permitan la complementariedad con otras fuentes de financiación públicas. La Orden fija tres líneas de apoyo diferentes: 'Programa de Apoyo a la I+D+i Empresarial', 'Programa de Fomento de la I+D+i Internacional'. y el 'Programa de Liderazgo en Innovación Abierta, Estratégica y Singular'.

Desde ya se pueden solicitar los incentivos empresariales para el desarrollo industrial, la mejora de la competitividad, la transformación digital y la creación de empleo 2017-2020, con la excepción de las destinadas a las grandes empresas, cuya convocatoria está sujeta a la dotación de recursos propios de la Junta de Andalucía.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.