Durán y Fernando Rubio
Durán y Fernando Rubio PP

Así se ha pronunciado en una rueda de prensa en la que, acompañada del regidor Fernando Rubio, ha presentado una proposición de urgencia que defenderán en el pleno del mes de julio sobre la conservación del monolito.

En concreto, la iniciativa solicita al equipo de gobierno que, en base a la ponencia técnica de Patrimonio del Consell de Mallorca, en la que se acordó la necesidad de proteger el monolito de Sa Feixina, de ninguna manera se lleve a cabo actuación alguna encaminada al derribo del mismo y se respete la decisión técnica.

Asimismo, la iniciativa de los 'populares' también hace referencia a que, en caso de que no se atienda a la resolución de los técnicos, se suspenda el procedimiento de derribo del monumento hasta que no

se resuelvan los posibles procedimientos que puedan plantarse, tanto en sede administrativa, como por vía judicial.

"Me gustaría que no fuera necesario que presentásemos esta proposición, pero nos han obligado las políticas radicales del pacto de izquierdas al buscar un fuerte enfrentamiento con gran parte de la sociedad palmesana, que quiere que el monumento de Sa Feixina siga formando parte del paisaje de Santa Catalina", ha dicho Durán.

En este sentido, ha señalado que el 13 de abril de 2016 el Ayuntamiento aprobó el proyecto de contratación para la demolición del monolito y ha reclamado a Noguera que "no se lleve a cabo ningún paso encaminado al derribo del monumento por motivos exclusivamente ideológicos".

La portavoz ha recordado que su grupo ha llevado ocho propuestas a pleno para la conservación del monumento desde el inicio de la legislatura y que se ha creado una plataforma ciudadana contraria a su derribo, algo que, según Durán, "el alcalde de Palma y sus socios de gobierno no pueden ignorar".

Durán ha subrayado que el monolito de Sa Feixina está adaptado a la ley de Memoria Histórica desde el año 2010 y ha hecho hincapié en que "si los actuales dirigentes fueran valientes y honestos hubieran llevado el derribo del monumento en su programa electoral y estarían dispuestos a llevar a cabo una consulta ciudadana para conocer cuál es el sentir mayoritario de los palmesanos". No obstante, ha añadido que "no lo harán porque no quieren escuchar voces discordantes".

Además, Durán ha criticado que el Ayuntamiento de Palma encargase un informe externo para acreditar la legalidad del derribo sin tener en cuenta a los funcionarios del Consistorio, "perfectamente preparados para llevarlo a cabo".

"Una vez más estamos ante una actuación que se ha llevado a acabo al margen de los trabajadores públicos, lo que no hace más que corroborar que detrás del derribo del monolito hay motivos únicamente ideológicos". "Empieza a ser algo habitual que el pacto de izquierdas que no se respeten los informes de los técnicos, algo que nos parece extremadamente preocupante", ha concluido la portavoz.