Mariano Rajoy con Xavier García Albiol
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, con Xavier García Albiol. EUROPA PRESS

 El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, viaja este jueves a Cataluña para inaugurar el Parador Nacional de Lleida y en medio del pulso con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, por el referéndum que pretenden celebrar los independentistas el 1 de octubre.

La agenda oficial de la visita de Rajoy se limita a ese acto de inauguración del nuevo Parador, que se ubica en el antiguo convento del Roser y cuyas obras de acondicionamiento han costado casi 13 millones de euros.

Puigdemont no estará presente en esta convocatoria, durante la que el presidente del Gobierno realizará un recorrido por las dependencias del edificio y pronunciará un discurso en el que se prevé que haga referencia a la situación que vive Cataluña ante la pretensión de la Generalitat de convocar ese referéndum.

Rajoy ha venido garantizando que esa consulta no se va a celebrar, que el Gobierno sabe lo que tiene que hacer ante los pasos que dé la Generalitat y que velará por el cumplimiento de la ley.

Por ello, ante cualquier decisión que adopte la Generalitat en relación con el referéndum, el Ejecutivo recurrirá a la Justicia, pero ha evitado concretar hasta ahora si está dispuesto a utilizar el artículo 155 de la Constitución, que prevé la suspensión de la autonomía.

Esta visita a Cataluña llega tres días después de que dimitiera de su cargo el director de los Mossos d'Esquadra, Albert Batlle, y de que fuera relevado por Pere Soler, más a favor de las tesis independentistas.

Pese a ello, el Gobierno se ha mostrado convencido de que los Mossos respetarán la legalidad

Rajoy se refirió por última vez hasta ahora a la situación en Cataluña el pasado sábado en Bilbao, donde advirtió de los "delirios" de Puigdemont, que aseguró que son "estériles" y no llevan a ninguna parte, y contrastó su actitud con la predisposición al pacto que está demostrando el lehendakari, Íñigo Urkullu.

Además, le invitó a "desconectar de los desafíos y a reconectar con voluntad de acuerdo".