El texto, que ha sido aprobado por el equipo de gobierno 'popular' con la abstención de Ciudadanos y el voto en contra de PSOE, IU y Alhaurín Despierta, plantea instar a la Junta a que de marcha atrás en dicho cambio, realizado "con el solo afán de recaudar más realizando una intromisión en las competencias municipales". Asimismo, se pide a la Federación Andaluza de Municipios y Provincias que tome posición en defensa de los ayuntamientos en este sentido.

Según ha apuntado el concejal de Obras e Infraestructuras, Gerardo Velasco, que defendió la propuesta, a partir de ahora la base imponible del agua se fijará en función del volumen de agua consumida, en vez de por el volumen facturado.

"Este hecho demuestra el afán recaudatorio de la Junta; y es que la gran mayoría de ayuntamientos no se facturan a sí mismos por el agua que utilizan para las dependencias municipales o para regar zonas verdes. Ahora sí tendrán que pagar el canon", ha explicado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.