Catalán
Una clase de catalán en el Centre de Normalització Ligüística. ANTONIO HERREROS

La hondureña es, junto a la venezolana, la comunidad extranjera de Barcelona con más alumnos inscritos a los cursos de catalán que imparte el Centre de Normalització Lingüística (CNL) de Barcelona. De enero a mayo de este año, 904 de las inscripciones son de este colectivo, frente a las 1.054 del de venezolanos. Les siguen los colombianos (737 inscripciones), los peruanos (713) y los argentinos (617). Ya fuera de la comunidad latinoamericana, y en sexta posición, aparecen paquistaníes (585), italianos (478) y marroquíes (346).

Durante 2016, se inscribieron a los cursos gratuitos que subvenciona el Ajuntament 1.870 venezolanos, 1.365 hondureños, 1.282 colombianos, 1.203 argentinos, 1.186 peruanos, 1.131 paquistaníes, 873 italianos, 751 brasileños o 710 marroquíes. Los hondureños fueron el 10,01% del total de alumnos (13.630).

Pero ¿Por qué los hondureños son mayoría en los cursos de catalán básico? Se da la circunstancia que son una nacionalidad con poca presencia en Barcelona. Según cifras del Ajuntament, solo procedentes de Honduras hay censados 6.707 ciudadanos, 1.790 hombres y 4.917 mujeres.

Además de por la utilidad del conocimiento de la lengua catalana para obtener la residencia, los reponsables del CNL de Barcelona apuntan hacia varios factores más. Primero, el hecho de ser en casi un 90% mujeres jóvenes solas las que emigran a la ciudad (los hombres, en este país de América central, suelen hacerlo a los Estados Unidos). Por lo que las actividades que generan "red social" entre compatriotas suelen tener éxito entre ellas.

Procedentes de Honduras hay censados en Barcelona 6.707 ciudadanos, 1.790 hombres y 4.917 mujeres

Después, porque suelen trabajar como interinas en domicilios particulares o cuidando de personas mayores y dependientes, tareas en las que el conocimiento de la lengua autóctona facilita su día a día laboral. También, debido a que en Honduras se hablan decenas de lenguas y la mayoría de su población es, cuanto menos, bilingüe.

Y sobre todo, por el peso que ejerce entre este grupo de mujeres la entidad Asociación Cultural Social Arte Culinario de Honduras y Amigos en Catalunya, que cuenta con un convenio con el CNL de la capital catalana.

Además, las hondureñas suelen finalizar los estudios básicos de catalán, repartidos en tres niveles: B1, B2 y B3.

El del centre cívic El Sortidor del Poblesec, donde la mayoría de alumnas son hondureñas, se han impartido hasta junio 27 cursos de B1, 7 de B2 y 3 de B3 (este último, equivalente al A1 del marco europeo) con 220 estudiantes y con unas medias de finalización del curso y de asistencia del 98% y el 95% respectivamente.

Las clases se dan los sábados por la tarde para ser compatibles con los horarios laborales. La lista de espera de cara a septiembre es de 150 personas para cinco cursos.

6.973 alumnos en los últimos seis años

Desde 2012, la comunidad hondureña se ha inscrito en 36 cursos de catalán básico del CNL de Barcelona. Los cursos con más alumnos fueron los de 2016, con 1.365, 2015 (1.182) y 2012 (1.169). El total acumulado de alumnado hondureño entre 2010 y 2016 es de 6.973 personas.

"Hemos aprendido mucho de cultura e historia catalana"

Eldy (45 años) y Yamy (25 años), costarricense y hondureña, son alumnas del curso de B3 de catalán del centre cívic El Sortidor del Poblesec.

"Para legalizarnos aquí necesitamos el certificado de catalán B1 para obtener la residencia. La asociación hondureña acepta a otros países y por eso me pude apuntar a este curso. Hemos aprendido mucho sobre la cultura y la historia de Cataluña".

"El segundo nivel lo noté mucho más difícil y para el tercero no estudié para el examen final y he aprobado. En mi trabajo anterior me sirvió para entender a mi jefe. Y cuando escucho y comprendo la canción Boig per tu se me eriza la piel".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.