En concreto, dicha colisión tuvo lugar en Rande y provocó retenciones de hasta cuatro kilómetros en la AP-9, concretamente en sentido Pontevedra.

Este hecho provocó que las distintas salidas de Vigo estuvieran "colapsadas", hasta el punto de que el tráfico estuvo detenido en las entradas de Guixar, Lepanto, San Lorenzo y Buenos Aires.

No obstante, tal y como han indicado desde la Dirección General de Tráfico (DGT) a Europa Press, ya no hay retenciones desde las 15,00 horas y ya están todos los carriles operativos.

Dos fueron los principales motivos de las retenciones: que sólo estuviera operativo un carril debido al accidente de tráfico y que muchas personas cogieran el coche este sábado por la mañana para dirigirse a la playa. Y es que el sur de Pontevedra registra temperaturas iguales o superiores a los 34 grados.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.