En un comunicado, Muñoz ha indicado que "se han escogido estas dos últimas semanas de julio para realizar esas mejoras con el objetivo de interferir lo mínimo posible tanto en la actual exposición, 'Ocaña, la pintura travestida', como en la actividad de esta sala en el conjunto del año".

Después de que la portavoz adjunta del Grupo Popular en el Ayuntamiento, María del Mar Sánchez Estrella, haya alertado de este cierre y criticado al hilo de ello "la gestión negligente e ineficaz del alcalde", Juan Espadas (PSOE), Muñoz ha replicado que "el Partido Popular de esta ciudad eleva a la categoría de desastre cultural lo que es un simple cierre temporal por diversas mejoras que, si todo va bien, terminarán en agosto y la Sala 'Atín Aya' reabrirá".

Asimismo, el edil de Cultura ha recordado que la exposición del artista José Pérez Ocaña puede contemplarse hasta el 1 de octubre. "En verano la afluencia de público se reduce y, por tanto, es normal que las mejoras se ejecuten ahora", ha abundado.

"Nuevamente comprobamos el bajo perfil de oposición que practica el PP", ha lamentado Muñoz, que ha defendido que el actual equipo de gobierno "puede presumir de haber enriquecido la agenda cultural de la ciudad de Sevilla en amplitud y variedad, una agenda cultural desplegada a lo largo de todo el año, en el centro y en todos los barrios y tanto para los vecinos como para los turistas".

En esa línea, Antonio Muñoz ha destacado que ha sido el actual gobierno el que "reinauguró el pasado otoño e impulsó el Espacio Turina, con un nuevo diseño, una programación más diversa y completa y un modelo de gestión abierto a nuevos creadores y asociaciones".

De gestión pública por parte del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS), el Espacio Turina sirve como plataforma profesional de trabajo para el sector cultural y como referente para nuevos creadores y artistas de la ciudad. Además, todo el diseño de la programación se concibe de acuerdo con el sector cultural de la ciudad, implicando especialmente a asociaciones musicales de Sevilla, según defiende el gobierno local.

"El PP saca las cosas de quicio hasta el punto de asegurar que le estamos faltando el respeto al artista Ocaña. Y nunca más lejos de la realidad. Es una acusación rastrera de una señora, María del Mar Sánchez Estrella, que no pintó nada ni dejó rastro alguno en la cultura de Sevilla durante sus cuatro años como delegada municipal de Cultura, y por eso está donde está: en la oposición", ha concluido Muñoz.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.