La agresión se registró sobre las cuatro y media de la madrugada del pasado viernes cuando la víctima se dirigía a su domicilio, transitando por una calle de Eibar. Según la denuncia presentada, un individuo se le acercó por la espalda y la arrojó al suelo, donde trató de forzarla. La mujer comenzó a pedir auxilio a gritos, forcejeando con el agresor. En un momento dado, pudo zafarse y se refugió en un portal, mientras que su agresor huyó del lugar.

Poco después y tras ser alertada la Ertzaintza, se personó una patrulla que atendió a la víctima y la trasladó a un centro sanitario para ser asistida.

En la tarde de este pasado sábado, como consecuencia de las investigaciones practicadas, se procedió a la detención de un hombre de 27 años en Eibar. Tras pasar a disposición judicial este lunes, ha ingresado poco antes de las dos de la tarde en la prisión guipuzcoana de Martutene.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.