El fallecimiento en pleno número acrobático de un trabajador del segundo Mad Cool enturbió de manera fatal la segunda jornada de este festival capitalino que, tras haber reunido a 45.000 personas en su recinto, optó por aplicar la razón sobre el sentimiento y seguir con el programa de la jornada.

A las 23:45 horas, 20 minutos después de lo previsto y 45 después del fatal accidente, los cabezas de cartel Green Day saltaron a escena para contentar a una gran masa de asistentes, mucho de los cuales celebraron la música ignorantes de lo que acababa de suceder.

Pero precisamente esta decisión de seguir adelante ha desatado un torrente de críticas de los asistentes, sobre todo el redes sociales.

Consulta aquí más noticias de Madrid.