Tribunal Supremo
La sede del Tribunal Supremo, en Madrid. XAVIER VALLBONA/ACN

Esta semana el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) daba cuenta de que en junio se habían presentado 16.000 demandas en los juzgados especializados en cláusulas suelo, que se ampliarían a 192.000 a finales de año. A la vista de esos datos, la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) habla ya de "un auténtico caos judicial". Considera que "se han cumplido las previsiones" de "colapso" de estos juzgados de nueva creación.

En esa línea, ha presentado un recurso ante la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo contra la decisión del CGPJ de crear estos juzgados especializados en cláusulas suelo. La Comisión Permanente del Poder Judicial aprobó en mayo la especialización de 54 juzgados de Primera Instancia, uno por provincia en la península y uno en cada una de las principales islas de los archipiélagos canario y balear, en litigios relacionados con cláusulas suelo, vencimiento anticipado, intereses moratorios, gastos de formalización de hipoteca o hipotecas multidivisa.

Habrá dilaciones indebidas que son contrarias a la LeyEn su recurso, la OCU plantea que la creación de estos juzgados especializados sin los medios adecuados "afecta directamente a los consumidores, condenados a un retraso enorme en su derecho a recibir justicia" y advierte de que "se van a producir
dilaciones indebidas de forma manifiesta que son contrarias a la Ley".

Para esta organización, los perjuicios a los consumidores "van mucho más allá de los retrasos", ya que la obligación de acudir a un juzgado determinado quiebra el principio del juez ordinario predeterminado y obliga a "desplazamientos molestos y caros, con evidente perjuicio para los afectados".

La organización ha reclamado que se tomen "medidas urgentes" ante esta situación y se destinen medios para evitar el "colapso" de la justicia y el "perjuicio" para los consumidores afectados que acudan a los tribunales para reclamar la devolución de las cantidades pagadas en concepto de cláusulas suelo.