Dos adultos y dos menores, han muerto este jueves tras una crecida de agua cuando practicaban barranquismo en el Valle del Jerte. Los muertos son una pareja y dos de sus hijos, ambas niñas, de 9 y 11 años.

Inicialmente se habían contabilizado dos muertos (los progenitores) por este suceso, pero la Junta confirmó otros dos después de que ambas menores fueran atendidas y se les realizase la reanimación cardiopulmonar sin éxito.

El tercero, un niño de 6 años, resultó herido de carácter leve, según confirmó la Junta de Extremadura a través de la cuenta de Twitter. Permanece de momento ingresado en el hospital de Plasencia, según cuenta Europa Press.

Los cinco son miembros de una misma familia, natural de la localidad pacense de Don Benito.

Cabe recordar que el suceso se ha producido a las 12,15 horas de este jueves por una crecida del agua cuando las cinco personas practicaban barranquismo este jueves en el barranco de Hoyos, en el Valle del Jerte.

El grupo se encontraba en una zona de iniciación y sin aparente peligro, iba bien equipado y acompañado de un monitor, que ha conseguido salvar la vida, como ha confirmado la delegada del Gobierno en Extremadura, Cristina Herrera.

Ha explicado además que el agua pudo haberles arrastrado, porque el cuerpo de uno de los adultos se encontraba en "una zona de difícil acceso".

En este suceso se han movilizado efectivos de la Guardia Civil, Bomberos, varias ambulancias medicalizadas y un helicóptero sanitario, entre otros recursos.
El Centro de Urgencias y Emergencias de Extremadura tenía activado para este jueves el aviso amarillo por lluvias y tormentas en las comarcas de Tajo, Alagón, Villuercas, Montánchez, La Siberia y zona norte de la provincia de Cáceres, donde su ubica el municipio de Jerte. De hecho, esta zona norte cacereña ha registrado hoy intensas lluvias, entre 34 y 52 litros por metro cuadrado.
Según datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), en Tornavacas, distante unos diez kilómetros del lugar del suceso, habían caído hasta las cuatro de la tarde 52,2 litros por metro cuadrado, y en Garganta la Olla, a unos 40 kilómetros, 33,8 litros hasta las 13:00 horas.
Los cuatro cadáveres han sido trasladados al Consultorio Médico de Jerte, donde se ha establecido el punto de asistencia y coordinación, para posteriormente ser llevados al Instituto Anatómico Forense de Cáceres.
El alcalde de Jerte, Gabriel Iglesias, ha calificado el hecho de "tragedia tremenda", y la presidenta de la Diputación Provincial de Cáceres, Rosario Cordero, ha dicho que "hoy, lamentablemente, hablamos de vidas humanas", en alusión a la inundación de lodo y agua que registró este miércoles Valverde de la Vera, donde no hubo daños personales pero sí materiales.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.