Más de un centenar de personas tuvieron que ser atendidas este pasado martes de las piscinas del polideportivo municipal Usabal de la localidad guipuzcoana por intoxicación por cloro y un total de 23 fueron trasladadas a centros de salud y hospitales.

En función de los datos facilitados por el Servicio vasco de Salud, 20 de ellas han sido dadas de alta y sólo tres permanecen en observación.

En concreto, en el Hospital Universitario Donostia, se encuentra ingresada una mujer de 24 años en observación de Urgencias, pendiente de resultados de pruebas complementarias, y un niño de 8 años en observación del edificio Materno-infantil, aunque se espera que sea dado de alta a lo largo de la mañana.

Asimismo, otra mujer de 44 permanece ingresada en la Clínica de la Asunción, si bien también se prevé reciba el alta a lo largo de la mañana.

Consulta aquí más noticias de Guipúzcoa.