Alberto Ruiz-Gallardón
Alberto Ruiz-Gallardón, en un acto en Madrid (Efe) Efe

El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, no ve responsabilidad política alguna detrás de la actuación supuestamente delictiva de los funcionarios detenidos acusados de cobrar por agilizar licencias municipales, pero admitirá la creación de una comisión de investigación sobre el caso.

 

"Ninguno de los funcionarios tenía responsabilidades políticas sino de función"

Preguntado al respecto en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal de su Gobierno, el alcalde ha declarado que "ninguno de estos funcionarios tenía responsabilidades políticas, tenían responsabilidades de función" y ha añadido que "
las responsabilidades las pide el juez y es él el que ha establecido dónde tiene que establecer el reproche", esto es, en los funcionarios.

 

No obstante, posteriormente ha manifestado a Efe que dirá sí a la propuesta anunciada por la oposición de constituir una comisión de investigación en el Ayuntamiento, pero no ahora, sino "cuando se levante el secreto del sumario, porque de esta forma se da cumplimiento al requerimiento de 'guardar sigilo' que ordena el auto del juez".