El Servicio Meteorológico de Catalunya (SMC) ha alertado de una bajada progresiva de las temperaturas hasta el próximo fin de semana a consecuencia de la llegada de una bolsa de aire frío procedente del centro de Europa, que afectará en Catalunya "de lleno".

Este aire frío vendrá acompañado de fuerte viento de componente norte, que ya ha producido rachas de más de 90 kilómetros por hora en muchos sectores del Pirineu y el Prepirineu, así como en las comarcas del Empordà (Girona) y de las Tierras del Ebro (Tarragona).

Para la noche de jueves a viernes, la temperatura a 1.500 metros de altura será de seis grados bajo cero, cuando la temperatura mediana para esta época del año se sitúa en torno a los cinco grados.

Se esperan asimismo heladas importantes en el Pirineu, con valores mínimos que pueden llegar a lograr los diez grados bajo cero, mientras que al interior las heladas serán entre fuertes y moderadas, con temperaturas de entre cero y siete grados.

A lo largo de esta semana es posible, incluso, que las temperaturas mínimas sean las más bajas de los últimos diez años registradas en un mes de noviembre en Catalunya.

El SMC ha activado un aviso de situación meteorológica de riesgo por viento y otro por el mal estado del mar.