El manspreading es el término que se utiliza para denominar a la práctica de los hombres que se sientan con las piernas abiertas en el transporte público, ocupando así más de un asiento. En los últimos meses, las críticas contra el 'despatarre' han encontrado un altavoz perfecto en las redes sociales, tanto que incluso  la CUP propuso en abril hacer una campaña contra esta costumbre.

El partido catalán no ha sido el único en intentar tomar medidas. El colectivo feminista Mujeres en Lucha ha impulsado una campaña titulada #MadridSinMadspreading que pide a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento la colocación de carteles en el metro y la red de autobuses para concienciar a la ciudadanía, "como ya han hecho en Estados Unidos, Japón y Turquía".

"Si te fijas te darás cuenta de que es algo muy común. No es difícil ver a las mujeres con las piernas cerradas y muy incómodas porque hay un hombre a su lado que está invadiendo su espacio con las piernas", se puede leer en change.org, donde por el momento acumula más de 1.000 firmas. "Colocar unos carteles puede ser el punto de partida para sensibilizar y que se empiecen a respetar nuestros espacios". 

Encuesta

¿A favor o en contra de la campaña #Manspreading?

A favor.
48,13 % (13594 votos)
En contra.
51,87 % (14651 votos)

Consulta aquí más noticias de Madrid.