La sequía que afecta a Galicia desde hace semanas no sólo está afectando a las reservas de agua, sino también a los montes.

Tras un verano extraordinariamente escaso de incendios forestales, el fuego vuelve a azotar  la comunidad, con decenas de casos en los últimos días y con especial incidencia en la provincia de Ourense.

Ante esta situación, la Guardia Civil anunció ayer que activará un dispositivo especial con 40 agentes más en los montes gallegos.

El general jefe de la XV Zona de la Guardia Civil, Manuel Ferreiro Losada, explicó que están pendientes de la autorización de Madrid para traer agentes de fuera de Galicia para combatir esta oleada de incendios forestales. Además de los 40 guardias civiles se contará con un helicóptero permanente.

Según subrayó, estos efectivos se destinarán a las zonas que se están viendo más afectadas por el fuego, en concreto a Ourense.

De los 74 incendios registrados en Galicia el pasado lunes, 52 tuvieron como escenario esta provincia, donde ayer se prohibieron las quemas.

El más importante, el del Parque Natural de O Xurés, continuaba ayer en activo, aunque controlado, según la Xunta. A lo largo de la jornada de ayer se registraron decenas de incendios en Galicia, dos de ellos en las áreas de Vigo y Santiago.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VIGO