Con 47 años a sus espaldas, las 240 viviendas que forman la barriada de Artazu Bekoa, en Rekalde, comenzarán una nueva etapa a partir del próximo mes de mayo.

Será entonces cuando culmine la rehabilitación integral de los ocho bloques, que sufrían una importante degradación. La rehabilitación del barrio ha entrado en su última fase.

Hasta ahora se han arreglado los tejados y las fachadas, se ha mejorado su aislamiento y se han renovado las redes de luz y gas.

Surbisa, la sociedad municipal de rehabilitación, apadrinó la reforma, lo que permitió a los vecinos acogerse a ayudas económicas a fondo perdido de hasta el 25% del coste de las obras.

Uno de los detalles más característicos de la regeneración será el color de las fachadas, que combinan el beis con los colores vino, calabaza,verde oscuro y azul oscuro. La idea original trata de integrar los bloques en un mismo conjunto arquitectónico.