La Policía Nacional se ha incautado en Cantabria de un tipo de cocaína "sin olor" cuya existencia se desconocía hasta ahora en España y que será analizada por la Unidad de Estupefacientes de la Jefatura Superior de Madrid para conocer su composición.

La cocaína ha sido intervenida en Torrelavega, en el domicilio de uno de los integrantes de un grupo de narcotraficantes compuesto en su mayoría por ciudadanos rumanos, que ha sido desarticulado en la operación policial denominada Riczi, todavía abierta.

Una droga desconocida

Según ha explicado a los periodistas el jefe de la Brigada de Estupefacientes de la Policía Nacional en Cantabria, Álvaro Antón, la partida de 750 gramos de cocaína en grano incautada podría haber sido comprada por los detenidos en el País Vasco, para después ser manipulada la droga en Torrelavega, ciudad donde residían la mayoría de los 19 detenidos en esta operación.

La droga estaba "perfectamente oculta" en un filtro de un deshumidificador

La droga, que estaba "perfectamente oculta" en un filtro de un deshumidificador, se manipulaba en Torrelavega para "quitarle el olor", de forma que no pudiera ser detectada por la Policía.

Antón ha indicado que la incautación de esta cocaína sin olor es "una cosa novedosa" y es la "primera vez que pasa", tal y como ha confirmado a la Policía de Cantabria la Unidad Central de Estupefacientes de Madrid.

El departamento de Análisis Químicos de esta unidad será ahora el encargado de estudiar parte de esta cocaína, para informar sobre sus características a las comisarías de toda España.

La Policía estima que la droga incautada en esta operación tendría un valor en el mercado de 45.000 euros.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SANTANDER