La policía italiana ha anunciado que ha detenido a cinco altos "comandantes militares" de la mafia en Sicilia y que estaba llevando a cabo mandatos judiciales contra otros 70 supuestos mafiosos en toda Italia.

Con esta operación, el clan de Bottaro Attanasio en Siracusa puede ser considerado eliminado

Los detenidos dependían directamente del nuevo "capo de los capos" de la mafia, Salvatore Lo Piccolo, antes de que fuera detenido en Sicilia la semana pasada después de casi un cuarto de siglo huido de la justicia, dijeron fuentes de la investigación.

Los magistrados creen que Lo Piccolo, de 65 años y apodado "el Barón", se hizo con las riendas de la organización criminal después del arresto el año pasado del antiguo capo máximo, Bernardo Provenzano.

El Gobierno asegura que la reiterada desmantelación de la dirección de la Cosa Nostra ha debilitado gravemente la organización.

Los capos detenidos están acusados de tráfico de drogas, de armas y de extorsión.

La operación de Palermo coincidió con una redada contra el clan mafioso siciliano Bottaro-Attanasio, que llevó a 70 órdenes de detención contra supuestos mafiosos en toda Italia, también por cargos de extorsión y tráfico de drogas.

"Con esta operación, el clan de Bottaro-Attanasio en Siracusa puede ser considerado eliminado", dijo el fiscal Ugo Rossi a medios italianos.