El otoño pasa aunque no se note y los paraguas siguen sin salir a la calle para quedarse.

Este octubre ha sido un mes más seco de lo habitual. Sólo se han recogido 44 litros por metros cuadrado (l/m2 ) en la ciudad, lo que significa un 13,6% menos si se comparan estos datos con los del mismo mes de 2006 y un 127% menos si se hace lo mismo con los de hace dos años, según informa Meteogroup.

A falta de ver qué ocurre en la segunda mitad de noviembre, los datos no son aún tan alarmantes como los del año 2000 (28 l/m2) o los de 1998 (1,4 l/m2), pero sí empiezan a ser preocupantes.

TEMPERATURAS

Máximas

La media de las máximas de octubre (la temperatura registrada durante el día) fue de 25,1 0C, «un valor normal». Incluso se encuentra por debajo de la media de los últimos años.

El año pasado la media se situó en los 27,5 0C y en 2005 en los 25,9 0C. Eso sí, es algo más alta que la de 1999: 24,9 0C.

Mínimas

Durante las noches, los termómetros no han subido de los 15,7 0C, lo que también significa temperaturas más bajas que hace un año: 17,6 0C . La media de este mes ha sido un poco más alta que en 2005 y que en 2000 (15,5 0C y 13,20 C), pero más baja que en 1999 (160 C).

EMBALSES

Descenso

Las reservas de los pantanos sevillanos han bajado 9,3 hectómetros cúbicos en 20 días. Embalsan unos 467 hectómetros, el 56,1% de su capacidad. El Gergal y La Minilla se sitúan por encima del 61%, mientras Cala no llega ni al 26%. Zufre y Aracena tienen más del 84%. Antes había reservas para dos años y ahora ha bajado a 20 meses.

Y Melonares, sin una gota

El pantano de Melonares ya está listo para llenarse. El problema es que aún no ha habido lluvias para activar su plan de llenado, un procedimiento habitual en los embalses nuevos, ya que en esta fase se comprueba que las instalaciones funcionen correctamente. Y mientras, la presa del Arenoso (Córdoba), cuyas obras acabaron al mismo tiempo que Melonares, ya ha embalsado 12 hectómetros cúbicos, el equivalente al consumo de agua de Sevilla en un mes.