Los sevillanos no llevan nada bien el reciclaje de determinados residuos: pilas, metales, muebles, electrodomésticos... Cuesta mucho acudir a los cuatro Puntos Limpios de Lipasam y esos objetos acaban junto al contenedor destinado a los desperdicios habituales.

Durante el año pasado, la empresa de limpieza retiró de las calles de la ciudad 5.500 toneladas de residuos de maderas y sólo 2.208 en los Puntos Limpios. Con los metales es aún peor. Entre los contenedores aparecieron 10.300 t mientras que a los cuatro grandes ecoparques sólo se llevaron 837 t.

Reciclado de pilas

En el caso de las pilas el reciclaje ha caído un 13%. Lipasam recogió 340 toneladas de pilas, pero sólo 47 t se depositaron en los 3.176 contenedores ubicados por la ciudad y 6,9 t en los Puntos Limpios. El resto acaba en la basura.

Hay veces que ni dando facilidades cada residuo acaba en su lugar. Es el caso de los muebles y enseres.

El año pasado los sevillanos desecharon un total de 584.345 objetos y únicamente el 10% fue recogido previa solicitud de los ciudadanos al servicio gratuito que tiene Lipasam para su retirada.

Este servicio se solicita en el 902 45 99 54 las 24 horas del día. El vecino sólo tiene que depositarlos junto a la puerta de su edificio.

Papel- cartón. Se recicla más

Los sevillanos reciclaron en 2006 un 14,4% más, pero son muchas las toneladas que acabaron fuera de los contenedores azules. Se generaron 77.241 t de residuos de papel y sólo se depositaron en ellos 15.500 t.

Escombros. Mitad y mitad

En los Puntos Limpios de la ciudad se depositaron el año pasado casi 11.000 toneladas de escombros. Sin embargo, la empresa de limpieza recogió por las calles y solares 12.000 toneladas más.

Generación de basura. Sube y sube

Sevilla genera cada vez más desperdicios. A lo largo del año pasado la ciudad produjo un total de 340.271 toneladas de basura. Esto supone un incremento del 4,4% respecto al año anterior.

Puntos limpios. 30 visitas cada día

Los ciudadanos aún no se han acostumbrado a acercar la basura hasta ellos, pero con los años sube su uso. En 2006 recibieron una media de 30 entradas diarias más que en 2005. Se entregaron 18.000 lotes de residuos.