Según ha indicado la Policía en una nota, la intervención tuvo lugar el pasado sábado, sobre las 18,00 horas, después de que el empleado de un establecimiento comercial sorprendiera a dos personas con prendas que tenían manipulados los sistemas de seguridad.

Por ello, los agentes se entrevistaron con el personal de seguridad privada, quienes manifestaron como, al parecer, habían detectado como dos personas estaban ocultando en un carrito de bebé ropa sustraída. Ante tales hechos los agentes comprobaron como los presuntos autores, tras fracturar las etiquetas de seguridad y los sistemas antirrobo de gran cantidad de prendas, las ocultaban para posteriormente intentar abandonar el establecimiento sin abonarlas.

Cabe destacar que el montante de las prendas sustraídas asciende a 936,74 euros y que entre las pertenencias de los presuntos autores los agentes localizaron unas tijeras y unos alicates de pequeño tamaño. Ante tales indicios, los agentes han detenido a las dos personas como presuntos autores de un delito de hurto.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.