En dos años, el modelo del transporte público de la ciudad será radicalmente diferente al actual. Cogeremos el tranvía en Fontiveros y llegaremos al teatro de La Chana, por ejemplo, en autobús.

No es una visión futurista, el proyecto lo tiene ya en  marcha el Ayuntamiento de la capital. El alcalde, José Torres Hurtado, se ha propuesto implantar en Granada la fórmula de las grandes capitales españolas como Madrid, Barcelona, Bilbao o Valencia. Se trata de un sistema basado en la compatibilidad de tranvías, metros y autobuses urbanos que permite ir de una punta a otra de la ciudad con una mayor rapidez y libertad de movimientos.

Para ello, la primera medida que tomará el Consistorio será reservar para el tranvía de la capital el casco histórico. Ello implica reorganizar las líneas de bus urbano, ya que la mayoría lo atraviesan.

Así pues, por el centro sólo pasará el tranvía y varias cabeceras, de manera que se eliminarán los trayectos que atraviesan la ciudad de cabo a rabo. Las líneas se diseñarán bajo un modelo radial, con lo  que tendremos que hacer varios transbordos al día: coger el bus para los trayectos más cortos y el tranvía para pasar por las principales avenidas.

El alcalde viaja esta semana junto al concejal de Movilidad, José María García-Nieto, a Bélgica y Holanda para estudiar ventajas e inconvenientes de los tranvías de dichos países. El que quieren implantar aquí «no existe, pero puede hacerse», asegura Torres. Es eléctrico, se cargaría en las paradas y no habría que efectuar obra alguna en las calles.

Dinos @ ) + ... si quitarías los buses del centro 

Cuéntanoslo en...e-mail l zona20granada@20minutos.es  o en www.20minutos.es

Estudian nuestras costumbres

Mientras Torres Hurtado busca en Europa el tranvía «más eficaz y menos ruidoso y contaminante», Rober estudia nuestras costumbres. Estos días, la empresa que gestiona el servicio del transporte público pasa entre sus usuarios unas encuestas para conocer qué tipo de trayectos hacemos a diario en el autobús. Por otra parte, el Consistorio ha de elegir antes de que acabe el año el modelo de tranvía –atravesará la ciudad desde Fontiveros hasta Caleta– para ponerlo en marcha en menos de dos años.