El metro saca de las carreteras del Gran Bilbao más de los vehículos que entran a la capital vizcaína. De no ser por el suburbano, las calles de Bilbao se enfrentarían a más del doble del tráfico que soportan. Los 80 millones de viajeros anuales evitan, así, que circulen 132.000 coches al día, según el último balance de Metro Bilbao.

Estos coches se sumarían a los 125.000 que entran en la actualidad. Estas cifras, ofrecidas ayer por la compañía coincidiendo con su 12 aniversario, suponen un ahorro energético y una reducción de la contaminación de 28.665 toneladas de CO2.

Impacto del metro

Vivienda: Una estación de metro cerca de una vivienda contribuye a elevar su precio. Desde 1994, el precio de los pisos ha subido un 203% en Barakaldo, un 112% en Getxo y un 167%, de media, en el Gran Bilbao. El 76% de los viajeros de metro que han comprado piso en este tiempo lo han hecho junto al metro.

Economía: El metro ha generado 2.016 millones de euros desde 1987. El 80% de la inversión se ha quedado en Euskadi.

Comercio y empleo: El metro da trabajo a 2.200 personas. Además, el 46% de los viajeros opina que el metro le influye para ir de compras.

Ocio: En 2004, casi la mitad de los viajeros decía que el metro había cambiado sus hábitos de ocio. En 2006, este porcentaje fue del 36%.

Ahorro de energía: Un plan logrará que el metro recupere el 60% de lo gastado.

Campaña para usar el transporte

Metro Bilbao lanzará una nueva campaña para fomentar el uso de este transporte público y dejar así el vehículo privado. La campaña, que se está ultimando en la actualidad, «forzará a los ciudadanos» para que cojan el metro, según afirmó ayer el director gerente de la compañía Rafael Sarria. Al parecer, usará mensajes con «agravios comparativos» relacionados con la contaminación para convencer al ciudadano.