El Ayuntamiento de Bilbao estiró ayer un poco más los presupuestos para 2008. A las cuentas municipales, aprobadas ayer en pleno, el Gobierno municipal aceptó añadir 25 nuevas pequeñas partidas, planteadas por la oposición. Ello supone un gasto extra de 1,9 millones de euros.

Entre esas novedades, está impulsar el comercio en tres barrios de la capital: Otxarkoaga, Rekalde y San Francisco, con el objetivo de dinamizar su tejido económico.

La medida, propuesta por el PP, responde al cierre de negocios en los últimos años en estos barrios, tres de los que más han sufrido la recesión económica. En todo Bilbao hay ahora 6.227 pequeños establecimientos, 140 menos de los del año pasado.

Además, el Ayuntamiento también destinará otros 500.000 euros a fomentar el empleo, y la misma cantidad para rehabilitar el barrio de Masustegi, uno de los más alejados y olvidados de Bilbao.

Pese a  aceptar estas propuestas, la oposición (PP y PSE) consideró que no es suficiente. Así, el PP calificó el apoyo del Gobierno como «un gesto político de Azkuna cara a la galería». El presupuesto para 2008, según adelantó 20 minutos, alcanzará los 543 millones. Las obras en los barrios y la ampliación del tranvía serán algunas de las actuaciones.

Enmiendas

Colonias de verano: A petición del PSE, habrá 100.000 euros más para las actividades juveniles de verano.

Instalaciones deportivas: El Consistorio implantará nuevas zonas deportivas en la ciudad. Destinará 70.000 euros.

Reciclaje: Se va a estudiar un informe sobre la recogida de aceites vegetales. Se destinarán 60.000 euros.

Violencia en clase: Se prevé elaborará un plan para tratar de eliminar la violencia en las aulas escolares.

Bilbao, una marca turística

Bilbao, como una marca turística que sirva para promocionar la capital vizcaína por todo el mundo. Es la propuesta presentada ayer por el PP al pleno y que el equipo de Gobierno decidió aceptar. Para crear esta marca, el Ayuntamiento invertirá 100.000 euros. El plan pretende fomentar Bilbao como ciudad cultural y de congresos y convertirla en la principal urbe del eje atlántico. La medida forma parte del impulso al turismo en la ciudad. Este año, precisamente, se ha creado una concejalía dedicada al desarrollo turístico. Manejará 6,5 millones de euros.