En una chabola sin techo. Un vecino de Galdakao tendrá que pagar una multa de 489 euros al Ayuntamiento por mantener a sus dos perros en malas condiciones, según informó ayer la Asociación para un Trato Ético de los Animales (ATEA).

Este colectivo denunció al vecino ante la Policía Local por las deficientes condiciones en las que el propietario mantenía a sus animales. «En una chabola semiderruida, sin techo y rodeada de suciedad», denunció.

Además de la sanción, el Ayuntamiento ordenó trasladar a los dos perros al centro de recogida de animales del municipio.