El Ayuntamiento de Valencia está estudiando poner precio al metro cuadrado de subsuelo con el objetivo de que las futuras plazas de garaje subterráneas sean adquiridas por vecinos y demás interesados en propiedad, en lugar de en régimen de concesión por un determinado número de años, como pasa ahora.

El concejal de Grandes Proyectos, Alfonso Grau, ha explicado que la actual Ley de Patrimonio, modificada recientemente, permite vender el subsuelo con este fin.

De este modo, el Ayuntamiento vendería a la empresa encargada de hacer la obra el subsuelo con unas condiciones (precio de las plazas, número de plazas...) y ésta las gestionaría y vendería de forma definitiva, en lugar de temporal.