Trabajador de la construcción.
Trabajador de la construcción. EFE

El sueldo medio anual de los trabajadores inmigrantes en Catalunya equivale al 82% del salario que perciben los españoles, de modo que los extranjeros cobran 17.219 euros de media al año, frente a los 20.866 euros de los nacionales, según se desprende de un estudio encargado por la Generalitat al organismo público Consejo de Trabajo, Económico y Social de Catalunya (CTESC).

Destaca la mayor presencia de este colectivo de trabajadores en sectores poco cualificados como manufacturas, construcción o servicios
No obstante, el trabajo apunta a que uno de los motivos de esta diferencia radica en la
menor antigüedad de los trabajadores inmigrantes, pues éstos se concentran en sectores con antigüedad más baja. Esta menor permanencia en los lugares de trabajo también podría responder a que la población inmigrada recientemente a Catalunya "muestra un perfil joven", según el CTESC.

El estudio también muestra que el tipo de empleo condiciona "enormemente" los salarios, puesto que la ocupación menos remunerada es la de los no cualificados, que cobran un 33% de lo que perciben los altos directivos (el salario más alto). Sin embargo, el CTESC niega que pueda identificarse "ningún patrón discriminatorio" y la diferencia respondería a la mayor presencia de este colectivo de trabajadores en sectores poco cualificados como manufacturas, construcción o servicios.

Otros aspectos que se ponen de relieve son la alta participación del colectivo inmigrante en el mercado de trabajo, las dificultades que se mantienen para su inserción --tal y como muestran sus altos porcentajes de paro-- y las también altas tasas de temporalidad.

Por colectivos, los extracomunitarios suponen el 90% de la población activa extranjera en Catalunya y el 84% de la afiliación. De este modo, los trabajadores procedentes de Marruecos encabezan la lista con una media anual en 2006 de 74.013 afiliados, lo que representa el 17,9% del total.

Le siguen Ecuador, Colombia y Rumanía, mientras que países como China y Perú también superan en cifras de afiliación a los países europeos con más afiliados a la Seguridad Social: Italia, Francia, Alemania, Portugal y Reino Unido.