Luis de Guindos
El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, durante su intervención en un desayuno informativo. EFE/Fernando Alvarado

La necesidad de financiación de las administraciones públicas españolas —la única economía del eurozona que superará previsablemente este año el 3% de déficit público— no deja de crecer y en marzo, según las cifras publicada este miércoles por el Banco de España, ha vuelto a marcar otro récord.

Respecto a marzo del año pasado ha crecido en 32.523 millones, un 2,9% másLa deuda pública española se elevó en marzo a 1.129.378 millones de euros, según el regulador bancario. Se trata del mayor endeudamiento de España en toda la serie histórica —medida desde 1995— y supone un 100,6% del PIB, tomando como referencia la producción del año pasado y que esta haya avanzado un 0,8% en el primer trimestre, según el dato adelantado del INE.

Solo en el último mes el endeudamiento se ha elevado en 11.160 millones de euros. Y respecto al mismo mes del año pasado ha crecido en 32.523 millones, un 2,9% más.

El crecimiento de la deuda se ha producido además en los títulos a medio y largo plazo. La financiación en estos plazos se ha disparado un 5,9% en el último año (hasta los 860.602 millones), mientras que la de corto plazo se ha rebajado un -1,9% (a 80.326 millones) y también se reduce la deuda por otros créditos (-6,8%, hasta 188.451 millones).

Eurostat calculó el mes pasado que España es el sexto país de la Unión Europea con más deuda en relación con su actividad económica. Al cierre de 2016 se situaba en un 99,4% del PIB, solo por detrás de Grecia (179 %), Italia (132,6 %), Portugal (130,4 %), Chipre (107,8 %) y Bélgica (105,9 %).