Semana de la Ciencia en San Sebastián
Un estudiante experimenta con polímeros. M.L.
¿Se imagina llegar ‘de bajón' a casa y que nada más entrar empiecen a sonar los Beach Boys para levantarle el ánimo? Miguel Ángel Veganzones explicaba con entusiasmado las líneas de investigación del grupo de inteligencia computacional de la Universidad del País Vasco (UPV) en el que trabaja.

"Las emociones son universales y se pueden reconocer mediante expresiones faciales", señaló. ¿Cómo? Colocando puntos sobre una imagen, en zonas como los ojos, las cejas, los labios o los orificios nasales y analizando después su distribución mediante un modelo matemático se puede saber si una persona está triste, alegre o enfadada.

Las emociones son universales y se pueden reconocer mediante expresiones faciales

Pero en la VI Semana de la Ciencia, hubo más que referencias futuristas. En el edificio Tabacalera, estudiantes e investigadores de la UPV, además de varias empresas privadas, acercaron a los profanos los fundamentos que subyacen en un sinfín de elementos de nuestro entorno.

Por ejemplo, ¿qué tienen en común un bote de lejía, el chasis de un Fórmula 1 y un forro polar? Su composición. Los polímeros tienen "una presencia enorme" en la vida cotidiana, indicaba Pablo Garmendia, de la Facultad de Química. "Incluso el GoreTex es un material polimérico", señaló.

En este stand, protegidos con gafas de plástico y guantes de látex, los más osados mezclaron en una probeta dos líquidos sulfurosos para crear un tejido de nylon o espuma de poliuretano en pocos minutos.

Los visitantes también tuvieron ocasión de manejar un ordenador mediante el movimiento de la cabeza o mover un brazo artificial a través de los impulsos eléctricos de las terminaciones nerviosas.

Durante dos días la antigua fábrica de tabaco se convirtió en un gran laboratorio

Y es que durante dos días la antigua fábrica de tabaco se convirtió en un gran laboratorio con espacio para disciplinas tan dispares como la biología, las bellas artes, la física, la química o la imagen en 3D.

Más de 500 estudiantes de ESO y Bachillerato recorrieron los 10 stands que cautivaron su atención mediante experimentos de todo tipo. Una obra teatral para introducir los experimentos científicos a los niños y una mesa redonda sobre gastronomía e investigación pusieron el punto final a la sexta edición de la Semana de la Ciencia.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE SAN SEBASTIÁN