El representante español de Eurovisión, Manel Navarro, ha hablado sobre su último puesto en el festival el pasado sábado en el programa La mañana de La 1 de TVE.

Navarro ha asegurado que se siente "satisfecho" con la actuación, a pesar del gallo que provocó las bromas de los internautas durante todo el fin de semana "Tenía la canción controladísima pero fallé", respondió el cantante, que confiesa que lo primero que hizo tras bajarse del escenario fue preguntar a su padre por el error.

Aún así, el joven se ha tomado con humor los comentarios, aunque declara que "otras críticas me han afectado bastante". "Soy una persona frágil. Ayér bajé a la calle con capucha", ha declarado.

Manel Navarro asegura que "nunca voy a tirar la toalla. Es mi sueño y no me veo dedicándome a otra cosa", respecto a si piensa abandonar su carrera como artista.