Sex Pistols
Los Sex Pistols en sus buenos tiempos. AGENCIAS
Los Sex Pistols no defraudaron en su primer concierto de la gira que les ha vuelto a reunir y que les llevará por varias ciudades del Reino Unido. "¡Medio siglo jóvenes!" gritó un desafiante John Lydon, vocalista del grupo, a los miles de seguidores que llenaron la Brixton Academy en el sur de Londres.

Comenzaron el concierto con "Pretty Vacant"
Con su tradicional peinado naranja de punta, el artista más conocido como Johnny Rotten no perdió la ocasión, una vez más, de criticar al sistema británico. Rotten vistió un traje para cazar faisanes, que le provocó muchos problemas porque se le bajaban los pantalones.

Antes del inicio del recital, sonó con fuerza el tema patriótico "There'll Always Be An England". Los cuatro pioneros del punk comenzaron su concierto con "Pretty Vacant", y siguieron con la mayoría de sus éxitos conocidos en una actuación que duró poco más de una hora.

¿Leyendo las letras?

La multitud era prácticamente toda de la quinta de los Pistols, la mayoría de ellos hombres y calvos ansiosos de averiguar a qué se debía tanto alboroto. "¿Hay alguien menor de 40 años en la multitud?", bromeó Lydon.

"¿Hay alguien menor de 40 años en la multitud?"

Los Pistols provocaron sensación cuando se hicieron conocidos en la escena musical, a finales de la década de 1970, con su disco "Never Mind the Bollocks ... Here's the Sex Pistols", considerado como uno de los más influyentes en la historia del rock.

Durante el concierto, Lydon pareció estar mirando una hoja con las letras, tras olvidar algunas canciones durante un pequeño concierto de preparación el mes pasado en Los Angeles. Lydon se presentó junto al guitarrista Steve Jones, de 52 años, el bajista Glen Matlock y el baterista Paul Cook, ambos de 51.

Cuatro conciertos más en Brixton

Un puñado de seguidores se preguntaba si otra gira de regreso era algo propio de genuinos rebeldes del rock. "Quizás estaba un poco sorprendido de que ellos hicieran esto", dijo Steve, un residente de Londres de 26 años. "Un concierto, podría ser, pero varios de ellos parece un poco como si se hubieran vendido", agregó.

Pero, en general, a los fans no les importó el motivo en una noche de nostalgia y ruido ininterrumpido en la que Lydon los provocó con su tradicionales bromas llenas de insultos. La banda realizará cuatro conciertos más en Brixton, seguidos de actuaciones en Manchester y Glasgow.