El delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Antoni Bernabé, afirmó este viernes que el cadáver de un hombre de mediana edad hallado ayer en la Vila Joiosa (Alicante) , en avanzado estado de descomposición, no presentaba señales de violencia.

Bernabé realizó estas declaraciones a los medios de comunicación tras reunirse con la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia, al ser preguntado por las novedades en este caso.

A este respecto, el delegado del Gobierno aseveró que los efectivos de seguridad continúan investigando el caso sobre este hombre que, incidió, "aparentemente" no presentaba señales de violencia.

La víctima fue hallada el jueves por un senderista sobre las 18.00 horas, bajo unos matorrales en un paraje cercano a la Cala del Racó del Conill, en una zona boscosa entre la Vila Joiosa y Finestrat (Alicante). El senderista alertó a la Policía Local y a la Guardia Civil, que se hizo cargo de la investigación.

El cadáver presentaba un avanzado estado de descomposición que llevó a dictaminar a las autoridades policiales que se trataba de una persona fallecida hace unos dos meses, aunque estas hipótesis del examen forense preliminar tendrán que ser confirmadas por la autopsia.

A este respecto, el concejal de Seguridad Ciudadana de La Vila, Marco Antonio Vidal, indicó ayer que se realizará al cadáver un análisis de las características personales, las huellas que puedan encontrarse en sus manos y la identificación dental para determinar la identidad del fallecido.