Al final, el Gobierno central también pondrá su granito de arena para hacer viable el Palacio del Sur. Los grupos del PSOE e IU en el Congreso acordaron ayer una enmienda conjunta a los Presupuestos de 2008 por la que el Estado apostará un millón de euros al futuro centro de congresos, cuyo coste total supera los 140 millones de euros.