El agua es una fuente de conflictos que se pueden solucionar desde el diálogo, el rigor y el acuerdo. Ignacio Celaya habla hoy (19.30 h, en el Centro Pignatelli) sobre la Iniciativa Social de Mediación.

¿El agua es el principal problema de Aragón?

Es el que más pasiones levanta en nuestra tierra. Hablar de agua es hablar de regadío, de los ecosistemas, de la ordenación del territorio, de emociones o dignidades rotas.

¿Qué es la Iniciativa Social de Mediación?

Es una experiencia pionera en España, de la fundación Ecología y Desarrollo, que intenta resolver los conflictos a través del diálogo y del pacto social.

¿Cuáles han sido los mayores logros en Aragón?

Destacaría los acuerdos alrededor del Ésera y los de la cuenca del río Matarraña. En ambos ha sido posible recuperar la paz social, cubriendo las necesidades de los regantes y preservando los ecosistemas.

¿Es difícil lograr un acuerdo?

Desde la generosidad y la responsabilidad es posible experimentar que todos pueden ganar cediendo una parte en el proceso.

¿Qué retos hay ahora?

Es fundamental que se ejecuten estos acuerdos para no jugar con las expectativas de la gente. Es imprescindible premiar a los que son capaces de acordar. El problema es que estas actuaciones son muy largas y caras.

Bio

Tiene 46 años. Ha dirigido Cáritas Aragón y ahora es director de Participación de la DGA.