El regalo creó polémica. Los diputados vizcaínos que abandonen su cargo al finalizar la legislatura no recibirán el ya tradicional reloj Rolex que se les regalaba desde las primeras legislaturas de las democracias.

Así lo anunció ayer el secretario general de la Presidencia de la Diputación vizcaína. Y, de hecho, los presupuestos, presentados ayer a los grupos junteros, no recogen ninguna partida por este concepto.

El obsequio provocó el pasado mes de julio la denuncia del PP. En un primer momento, la Diputación no quiso retirar el regalo, pero, después, se ofreció a ello tras llegar a un pacto con el juntero de EB, José Ferrera.