La Comunidad de Madrid gana población extranjera por primera vez en siete años

  • En enero de 2017 residían en la región 864.485 foráneos, 2.400 más que en la misma fecha de 2016, según un informe del Gobierno regional.
  • La anterior ocasión en que la cifra de extranjeros creció fue en enero de 2010: se registraron 1.118.991 personas, el dato más elevado de la última década.
  • La nacionalidad que aterrizó en mayor número en la región el año pasado fue la venezolana, con 4.994 personas (+30,3%).
  • La mayoría de los extranjeros eligen vivir en la capital (396.965), que el año pasado recibió casi 9.000 más.
Dos inmigrantes pasean por Madrid.
Dos inmigrantes pasean por Madrid.
EFE

Por primera vez en los últimos siete años, el balance de entradas y salidas de la población extranjera en la Comunidad de Madrid ha sido positivo. Los datos oficiales señalan que a 1 de enero de 2017 en la región residían un total de 864.485 personas de nacionalidad foránea, 2.400 más (+0,27) que en la misma fecha de 2016, según el último informe sobre Población de Origen Extranjero elaborado por el Gobierno regional. Esto supone que en la actualidad los extranjeros representan el 13,10% de la población total de la región. La anterior ocasión en que la cifra de extranjeros creció fue en enero de 2010: se registraron 1.118.991 personas, el dato más elevado de la última década.

"La recuperación económica de la región ha sido clave para atraer de nuevo a ciudadanos de otros países después de años de decrecimiento. Es un reflejo de la buena situación económica", afirma Pablo Gómez-Tavira, Director General de Servicios Sociales e Integración Social de la Comunidad, uno de los responsables del informe. Gómez-Tavira asegura que la cifra sería aún mayor contando con las nacionalizaciones. "En 2016 se produjeron 4.300 nacionalizaciones más que en 2015", precisa. El año pasado, se concedió la nacionalidad española a 20.361 ciudadanos extranjeros que residen en la región frente a las 16.040 del año anterior.

La nacionalidad que aterrizó en mayor número en la región el año pasado fue la venezolana, con 4.994 personas (+30,3%), por delante de la china (2.428, +4,3%), la italiana (1.562, +6,1%), la colombiana (1.157, +3,1%) y la ucraniana (1.098, +4,9%), entre otras. "Este escenario es producto de la convulsa situación política que vive en estos momentos Venezuela. Muchos refugiados políticos eligen Madrid para empezar de nuevo", señala el alto cargo regional, que destaca la fidelidad de los chinos. "Se trata de una nacionalidad que no ha parado de llegar, incluso durante la crisis. Son gente emprendedora que han creado sus propios negocios y han generado empleo", sostiene Gómez-Tavira, que explica que la mayoría de chinos que vienen a la Comunidad proceden del cantón de Qingtian.

La mayoría de los extranjeros que residen en la región eligen vivir en la capital (396.965), que el año pasado recibió casi 9.000 más. Por detrás de Madrid aparecen las localidades de Alcalá de Henares (39.605), Parla (27.885), Getafe (25.728) y Fuenlabrada (25.559). "Estos destinos no han cambiado. Se cumple la teoría de las redes: las personas que deciden salir de su país de origen suelen elegir un destino en el que tengan vínculos familiares o referencias", explica Tavira.

Arganda es la localidad madrileña de más de 50.000 habitantes en la que la población extranjera tiene un mayor peso específico: el 22,54% de sus habitantes (54.769) son extranjeros. Las cinco primeras se completan con Parla (21,58%), Coslada (19,72%), Alcalá (19,38%) y Torrejón (18,89%). Sin embargo, son los municipios serranos los que presentan una mayor proporción de población foránea, como sucede con Ambite (30,07%), Rascafría (28,4%), Fresnedillas de la Oliva (27,73%), Estremera (27,18%) y Valdilecha (24,97%), entre otros.

Reparto homogéneo, más integración

El documento indica que la distribución de la población en la Comunidad es bastante homogéneo. Españoles y extranjeros se reparte en una proporción similar por las localidades madrileñas. Así, el 45% de los extranjeros viven en la capital, el 40% en su área metropolitana y el 13% en otros municipios. Por su parte, el 48% de los españoles reside en Madrid, el 37% en poblaciones limítrofes y el 13% en otros municipios. "No sucede como otras regiones europeas, donde la población inmigrante vive en localidades del área metropolitana. Esta circunstancia contribuye a que cada vez estén mejor integrados", concluye Gómez-Tavira.

Según el último Barómetro de la Inmigración, una especie de radiografía social de los ciudadanos extranjeros que la Comunidad de Madrid realiza cada dos años desde 2008, el 90,5 % de los extranjeros residentes en la región se siente integrado en la sociedad madrileña, lo que supone 3 puntos más que hace dos años. Sobre todo se encuentran más a gusto en el trabajo (40%), entre sus amistades (29,1%) y en el vecindario (14,6%). Su visión del clima de convivencia con los españoles es en su mayoría muy bueno (43%) y excelente (25%). Por ello, solo el 30,5% piensa en regresar a su país de origen en unos años frente al 41,5% que menajaba esta opción en 2014.

Los rumanos, los más numerosos

En cuanto a las nacionalidades, la rumana sigue siendo la más numerosa, con 198.377 personas, pese a que el año pasado sufrió una caída del 3,25%. A una gran distancia pero entre las diez primeras se encuentra la población de origen marroquí (78.290), chino (58.212), ecuatoriano (41.901), colombiano (37.409), italiano (27.056), peruano (26.809), búlgaro (26.507), dominicano (25.947) y paraguayo (24.090).

Mostrar comentarios

Códigos Descuento