Buen tiempo
Día despejado con sol y buen tiempo. EUROPA PRESS

Las altas presiones atlánticas darán este lunes la bienvenida al mes de mayo con una atmósfera estable, una significativa disminución de la nubosidad, las precipitaciones y el viento y una clara escalada de las temperaturas.

Todavía el primer día de mes se caracterizará por un ambiente variable, en que las nubes y las precipitaciones se quedarán en el extremo norte peninsular y aun se producirán nevadas en los Pirineos, aunque la cota ascenderá progresivamente hasta los 1.400 metros.

También en zonas altas de la mitad norte se registrarán algunas heladas, pero la tendencia general será temperaturas en ascenso, sobre todo en el interior noreste, aunque en el tercio oriental peninsular y Baleares podrían ser algo más bajas.

Mientras que en provincias como Madrid o Toledo el termómetro registrará valores hasta tres grados más altos este lunes con respecto a este fin de semana, en Valencia podría caer la máxima tres grados y hasta cuatro grados en Murcia.

Este domingo, las temperaturas mínimas se han registrado de nuevo en algunas regiones castellanoleonesas, Navarra y País Vasco, con hasta dos grados negativos en Vitoria, cero grados en Burgos y tan solo un grado positivo en León, Pamplona y Soria.

Este lunes se espera que en esas mismas provincias se registren mínimas más bajas, incluso bajo cero en Burgos, León, Palencia, Pamplona, Soria o Vitoria, aunque las máximas subirán en todas ellas entre dos y tres grados.

Por el contrario, las provincias que este domingo registran las máximas más elevadas, como Valencia, con 27 grados, Castellón, con 26, o Zaragoza, con 25, verán este lunes descender el mercurio entre cuatro y siete grados.

Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), el ascenso térmico será generalizado a partir del martes, excepto en el extremo norte peninsular y litorales del sureste y de Alborán, donde se establecerá Levante con intervalos de fuerte, y en Canarias, donde los vientos alisios podrían ir acompañados de precipitaciones débiles en el norte.

El ascenso térmico será localmente notable en el interior de Galicia, Extremadura y ambas mesetas, el miércoles alcanzará con mayor incidencia a las vertientes atlántica y cantábrica y a partir del jueves se generalizará en toda España y se mantendrá previsiblemente hasta el viernes.

Ese día se espera la llegada de un frente atlántico a la Península, con el consiguiente aumento de inestabilidad, especialmente en el tercio norte y entorno de los Sistemas Central e Ibérico, y descenso de las temperaturas, que volverían a recuperarse el domingo.

En cuanto al viento, desaparecerá este lunes la alerta en las 29 provincias de doce comunidades autónomas que han amanecido este domingo con aviso amarillo y solo se mantendrá por fenómenos costeros y olas de hasta cuatro metros en los litorales de Asturias, Cantabria y País Vasco.

Lluvias en abril

La Aemet ha publicado el resumen de las precipitaciones de abril, que entre los días 19 y 25 se extendieron a gran parte del territorio peninsular y Canarias, pero solo superaron los 10 litros por metro cuadrado en el Cantábrico, norte de Aragón y de Cataluña y áreas del Sistema Central, Sistema Ibérico, noroeste de Guadalajara, interior de la de Castellón y este de Extremadura.

El día 26 se registraron precipitaciones en las regiones cantábricas, Cataluña, este y sur de Aragón, Comunidad Valenciana y en diversas zonas del centro peninsular y de Canarias occidental, superiores a 20 litros por metro cuadrado en el este de Cataluña y sureste de Valencia.

Por otra parte, el valor medio de las precipitaciones acumuladas desde el 1 de octubre hasta el 25 de abril fue de 390 litros por metro cuadrado, lo que representa un 14% menos que el valor normal de dicho periodo (454 l/m2).

La Agencia Estatal de Meteorología espera que la primera semana de mayo sea más seca y cálida de lo normal, mientras que la segunda y la tercera se ajusten más a las estadísticas en cuanto a precipitaciones, aunque igualmente con valores térmicos elevados.