La amenazante lluvia durante los minutos previos al inicio del acto convocado al aire libre y durante las intervenciones de los primeros participantes, se ha convertido en un fuerte aguacero cuando el exsecretario general del PSOE ha tomado la palabra.

Tras rechazar inicialmente cobijarse en el quiosco de la música del parque de la Siete Sillas de la capital extremeña, ha seguido con sus palabras bajo la lluvia, y aunque posteriormente ha accedido a guarecerse bajo techo, finalmente ha tenido que interrumpir su discurso por motivos de seguridad, dado que los equipos de música se encontraban expuestos al agua.

Sánchez ha abandonado el lugar, aún bajo la lluvia, recibiendo besos y palabras de ánimo de sus seguidores, que cantaban el habitual eslogan de 'No es no'.

((Seguirá ampliación))

Consulta aquí más noticias de Badajoz.