La sentencia, consultada por Europa Press y contra la que cabe recurso de apelación, considera probado que el acusado, que carece de antecedentes penales, encañonó a la víctima y llegó a efectuar hasta tres detonaciones con su escopeta cuando la apuntaba, si bien ninguno de los disparos impactó contra la víctima.

Los hechos, que tuvieron lugar en marzo del pasado año en un paraje de Cuevas del Almanzora (Almería), señalan que el acusado tenía intención de "atemorizar" a su vecino, en quien produjo un "lógico temor" a consecuencia de los tiros.

El fallo del magistrado Luis Columna apunta además que el acusado carecía de licencia administrativa para el uso del arma, aunque con posterioridad a los hechos ha obtenido una a través del Ayuntamiento de Cuevas del Almanzora.

El juez otorga "absoluta credibilidad" al testimonio del denunciante así como de otra persona que se encontraba en el lugar de los hechos para afirmar que los disparos iban dirigidos hacia la víctima y no a "una diana" que, en virtud de los testimonios, no existía.

Consulta aquí más noticias de Almería.