En un comunicado, el presidente de la asociación, Manuel Baus, critica que el PSOE, que gobierna la Diputación por mayoría absoluta, "se cierre una y otra vez a dar participación a la tercera organización más representativa de la sociedad civil sevillana, tras las dos principales sindicatos", toda vez que la aprobación definitiva del citado reglamento y la desestimación de la alegación de Facua contó con el voto a favor del PSOE y Ciudadanos, el rechazo del sindicato y la abstención del PP e IU.

Mientras el Gobierno provincial socialista defiende que lo "prioritario" era poner en marcha ya el mencionado organismo, prometiendo que después se ampliará su "representatividad", el presidente de Facua-Sevilla cree que "el veto del PSOE responde a su rechazo a reconocer el carácter de agente económico y social de una organización independiente que puede resultarle incómoda por sus reivindicaciones y críticas".

"Un órgano consultivo de este calado no puede mantener un modelo absolutamente caduco, basado exclusivamente en la participación de patronal y sindicatos", critica Baus, cuya asociación cuenta ya con "cerca de 32.000 afiliados".

En este sentido, Baus rechaza la "demagogia" del presidente de la Diputación, Fernando Rodríguez Villalobos, porque "lo que se presenta como una plataforma permanente de diálogo y deliberación es un coto cerrado donde, más allá de la incuestionable participación de empresarios y sindicatos, el PSOE no quiere que dialoguen, impulsen iniciativas y reclamen transparencia más entidades que puedan serle molestas".

En los próximos días, en cualquier caso, la asociación remitirá un escrito al Pleno de la Diputación en el que volverá a solicitar su entrada en el Consejo Económico y Social provincial.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.