Según ha indicado la Comandancia en una nota, los hechos tuvieron lugar el pasado día 13 cuando se alertó del incendio en una vivienda hasta donde fueron los agentes, quienes posteriormente tuvieron conocimiento de otros hechos delictivos como es el robo con fuerza cometido en una vivienda a la que habían accedido tras forzar la puerta de acceso y se habían llevado un ciclomotor valorado en unos 400 euros.

Asimismo, llegó a los agentes que también se había sustraído esa misma noche una furgoneta que estaba estacionada en la calle y que tenía las llaves puestas, si bien el vehículo apareció a unos 300 metros del lugar tras haber sufrido una colisión contra los andamios de una vivienda.

En sus pesquisas, los agentes averiguaron que un menor había sido visto cuando circulaba con el ciclomotor sustraído por las calles de la localidad junto a una segunda persona. Con esto, los agentes consiguieron vincular los hechos y días después arrestaron a los tres menores por los citados delitos, de modo que a uno de ellos también se le atribuye uno más contra la seguridad vial, al conducir un vehículo sin haber obtenido la autorización correspondiente.

Según la secuencia de hechos determinada por la Guardia Civil, los menores sustrajeron el ciclomotor -que fue recuperado días después- y posteriormente se hicieron con la furgoneta, con la que colisionaron. Así, tras abandonar el vehículo y según la versión policial, observaron el contenedor junto al colchón, al que prendieron fuego, el cual se extendió hasta una vivienda anexa antigua, que quedó totalmente calcinada. Las diligencias fueron puestas a disposición de la Fiscalía de Menores de Almería.

Consulta aquí más noticias de Almería.