Una patrulla de la guardia civil se personó en la localidad después de una llamada de un guarda rural, al teléfono de urgencias 062, alertando de la presencia sospechosa de varias personas en esta explotación ganadera, según ha informado la Delegación del Gobierno en un comunicado.

De este modo, cuando los agentes llegaron a la explotación observaron que la puerta de acceso estaba totalmente abierta y que en su interior había tres personas cargando el frontal metálico de un molino de pienso, que previamente habían desguazado con un soplete, en una furgoneta.

Los agentes contactaron con el propietario de la explotación, que se personó en el lugar e informó de que la puerta debía estar cerrada y de que estas personas no tenían ningún tipo de autorización para encontrarse allí.

Ante este hecho, la Guardia Civil detuvo a estas tres personas por un delito de robo con fuerza en las cosas y los puso a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Orgaz.

Consulta aquí más noticias de Toledo.