Según ha informado el sindicato en una nota de prensa, los "negativos" datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) dan cuenta de que hay "un detrimento de los servicios fundamentales que se ofrecen a la ciudadanía de Castilla-La Mancha".

Además, el mayor aumento del número de desempleados proviene del sector servicios con 6.200 parados más y las provincias registran "diferencias notables que demuestran que las políticas activas de empleo del Gobierno regional no responden a la realidad dispar del territorio autonómico".

A juicio de este sindicato, "la precariedad del mercado laboral en Castilla-La Mancha es demasiado fluctuante e incapaz de consolidar la recuperación".

"Los datos de la EPA no pueden considerarse en ningún momento positivos a pesar de que el Gobierno regional ponga el acento en el aumento de la población activa y es que además el pasado martes el INE revelaba en su Encuesta de Condiciones de Vida que casi un tercio de la población de Castilla-La Mancha -el 31,7 por ciento- estaba al cierre de 2015 en riesgo de pobreza con un ingreso medio anual de 8.731 euros, la quinta Comunidad Autónoma con menores salarios", han recalcado desde CSIF.

Consulta aquí más noticias de Toledo.